EN ARGENTINA EL ESTADO MANTIENE ECONÓMICAMENTE A LA IGLESIA CATÓLICA

IMPORTANTE: HEMOS ELIMINADO LAS CIFRAS EN DÓLARES (PRESENTES EN EL TEXTO ORIGINAL) Y DEJADO SOLO LAS CIFRAS EN PESOS ARGENTINOS PARA EVITAR ERRORES DE CÁLCULO Y DUDAS ORIGINADAS EN LA MOVILIDAD DEL PRECIO DEL DÓLAR RESPECTO DE LA MONEDA ARGENTINA.

Este país latinoamericano, que en los últimos años ha promulgado leyes con una considerable independencia de las opiniones y presiones del catolicismo, sigue, sin embargo, una política de sumisión económica a la Iglesia, ya que el Estado -esto es: los ciudadanos, sean o no católicos- paga sueldos a los obispos, asignaciones de dinero a seminaristas mayores, mantiene económicamente numerosos templos, jubila a expensas del Estado a los sacerdotes católicos, etc.

Algunos ejemplos: en Argentina un obispo recibe un salario de entre 8.ooo y 11.ooo pesos argentinos por mes , el 80% de la remuneración de un juez argentino de primera instancia. Estos obispos, pese a que a diferencia del resto de los ciudadanos del país no hacen aportes jubilatorios, se jubilan con un sueldo de más de 11 mil pesos, aproximadamente el 70% del sueldo del presidente de Argentina.

El Estado argentino no hace aportes equivalentes a otros cultos.

Además la Iglesia Católica está oficialmente exenta de importantes impuestos (impuestos inmobiliarios, impuesto a las ganancias). En este caso otros cultos también reciben este beneficio.

Como puede verse, pese a que la Argentina de la última década ha sido capaz de seguir políticas estatales con un nivel de independencia respecto de la Iglesia admirable para cualquier país con numerosos fieles católicos (se han promulgado leyes como la de la educación sexual en las escuelas, la de salud sexual y “procreación responsable” -ambas basadas en un concepto de sexualidad científico y no moralista-católico-, la legalización de las uniones de personas del mismo sexo, etc), lo cierto es que queda un pesado resabio de ingerencia católica en el Estado, el cual se traduce, por ejemplo, en el hecho de que todos los ciudadanos, independientemente de que sean o no católicos, deban sustentar los privilegios económicos de los sacerdotes católicos.

Citamos el caso de Argentina porque es un país hispano (como el de la mayoría de los lectores de nuestro blog) y porque constituye un ejemplo de cómo pese al notorio avance de una conciencia laica subyacen prácticas retrógradas e injustas.

About these ads

9 Respuestas a “EN ARGENTINA EL ESTADO MANTIENE ECONÓMICAMENTE A LA IGLESIA CATÓLICA

  1. Es una verguenza que todavia no superemos estas remoras del pasado. El dinero del estado deberia destinarse a usos que beneficien al conjunto de los ciudadanos y no a sacerdotes que solo aportan conflictos y nos anclan a lo peor del pasado

  2. La reforma constitucional de la década de los ’90 podría haber eliminado el trato preferencial que recibe la Iglesia Católica (y que pagamos todos los ciudadanos seamos o no católicos), pero se perdió esa oportunidad de tener una constitución realmente moderna en materia de respeto por la diversidad religiosa y se conservaron leyes que tienen un espíritu claramente antidemocrático. Por lo menos ya no es obligatorio que el presidente de Argentina profese la religión católica. Parece increíble que hasta no hace mucho sólo los ciudadanos católicos tuvieran el derecho de aspirar a ser el presidente del país. Eso cambió, sin duda hace falta cambiar más, ya que la sociedad ha evolucionado, aunque las leyes vayan tan a la zaga…

  3. Francamente, ya es hora de terminar con estos privilegios intolerables para la gran mayoría de la población. La iglesia católica y los demás cultos deberían sustentarse con lo que consigan extraer a sus afiliados. El estado sólo debería intervenir , a través de la educación, para que el virus religioso desaparezca lo antes posible.

    • Jorge: compartimos tu indignación respecto de que los ciudadanos debamos sustentar los gastos de la iglesia católica. Creemos que no debemos sustentar los de ningún credo. Sin embargo, desde el punto de vista laicista, no creemos que el estado deba intervenir para hacer desaparecer “el virus religioso”. La religiosidad es un derecho individual, y el laicismo defiende los derechos individuales. Lo que el laicismo propone es que ese derecho personal no degenere en imposiciones al resto de los ciudadanos. El estado, mediante la educación, debe proporcionar formación basada en conocimientos científicamente consolidados, sin ánimo de combatir la religiosidad de la gente, pero también sin temor de ofenderla. Gracias por tu colaboración. Un gran saludos y esperamos que nos sigas leyendo.

  4. EN ARGENTINA EL ESTADO MANTIENE ECONÓMICAMENTE A LA IGLESIA CATÓLICA
    Se te “chispotearon” las cuentas. 11.000 pesos son unos 1.300 dolares

    • Estimado Rodolfo: si se fija en la fecha de publicación del artículo se dará cuenta de que los números no se le “chispotearon” tanto a su autor. Para esa fecha el dólar en Argentina tenía un costo diferente al actual (por la misma cantidad de pesos se compraban bastante más dólares).

  5. HACE 2 AÑOS EL DOLAR COSTABA APROXIMADAMENTE $4.50… ES DECIR $11000/$4.50=2400 DOLARES.

  6. EL ARTICULO TRATA EL TEMA DE LA REMUNERACION DE LOS OBISPOS, PERO TAMBIEN SERÌA INTERESANTE QUE HICIERA MENCION DE LA REMUNERACION RECIBIDA POR UN SACERDOTE COMUN DE PARROQUIA (QUE SON QUIENES ESTAN PERMANENTEMENTE EXPUESTOS Y EN CONTACTO CON LOS FELIGRESES).

    • Los sacerdotes de las parroquias no perciben plata del estado, talvez alguno que actue como capellan para el ejercito o alguna fuerza de seguridad y son contados con los dedos de la mano.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s