LAICIDAD Y LAICISMO

Con esta entrada no perseguimos definir de una sola vez las diferencias entre estos dos conceptos afines, sino introducirnos en la tarea de definirlos claramente.

El término laicismo es recogido por el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE). Su definición es: “Doctrina que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa”. Laicidad, en cambio, es uno de esos términos utilizados pero que el DRAE ignora, al menos por el momento.

Lo cierto es que generalmente se entiende por laicidad la mutua autonomía entre Iglesia y Estado (más o menos lo que el DRAE dice de “laicismo”). Un Estado en el que impera la laicidad es un estado laico, y se contrapone a un estado confesional, en el que una religión digita toda o buena parte de la acción estatal.

Por laicismo, por su parte, se entiende generalmente una suerte de proselitismo en favor de una laicidad plena, una forma de lucha social para que la laicidad se concrete verdaderamente y no sólo a nivel discursivo o en apariencia.

En Occidente, las religiones organizadas bajo instituciones directrices actualmente suelen aceptar la laicidad -es decir la separación entre el gobierno de una iglesia y el gobierno de un estado- pero rechazan el laicismo, ya que éste concibe la laicidad plena como el respeto no sólo a toda religión, sino también al ateísmo (que niega la existencia de Dios) y al agnosticismo (que considera inalcanzable la certeza acerca de su existencia o inexistencia). Para las organizaciones clericales como la Iglesia Católica o las iglesias protestantes la laicidad es el respeto por las religiones, pero el respeto igualitario por el ateísmo o por el agnosticismo les resulta ofensivo y lo acusan de dañino. El laicismo, en cambio, no concibe el respeto en materia religiosa sin el reconocimiento del derecho de ser no creyente, y promueve que el Estado garantice, con absoluta equidad, tanto el derecho de profesar cualquier religión como el de no profesar ninguna.

Anuncios

SOBRE ESTE BLOG

Este es un blog con una línea editorial bien definida y explícita. Estamos a favor del laicismo. Este blog también es un espacio abierto a cualquier opinión que se exprese con respeto. Pretendemos fomentar el pensamiento libre (libre de dogmas aceptados ciegamente) y el intercambio de opiniones fundamentadas. Nos consideramos personas bien intencionadas que queremos establecer una comunicación adulta y responsable con otras personas bien intencionadas que compartan o no nuestra manera de pensar.