LA MUJER Y EL ISLAM (situación social de la mujer en un Estado islámico)

La sharía (en castellano también es posible llamarla charía o saría, del árabe, شَرِيعَة), también conocida como ley musulmana o islámica, es un detallado código de conducta sumamente general. No es irrefutable, como sí lo es el Corán, pero el fundamentalismo islámico pretende imponerla y condena a sus críticos.

En mayor o menor grado es aceptada por la mayoría de los musulmanes como una cuestión de conciencia personal, pero suele ser, en todo o en parte, formalmente instituida como ley por los Estados islámicos y los tribunales “civiles” pueden velar por su cumplimiento. La sharía, cuando es impuesta mediante la ley estatal, resulta particularmente pesada para las mujeres. Enumeramos aquí algunas imposiciones injustas y/o extremas que padecen millones de mujeres en el mundo islámico (aclaramos que no todos los países islámicos imponen todo este “peso” sobre la mujer, pero no hay país musulmán en la que la sharía no tenga su peso, ni tampoco lo hay en donde no haya importantes movimientos religiosos que propugnen que la “ley islámica” se imponga, de ser necesario por la fuerza).

TRATO DESIGUAL MUJER-VARÓN

– Las hijas reciben una parte de la herencia, aunque sólo la mitad de lo asignado a los hijos.

– Las mujeres deben de ocultarse bajo el burka.

– A las mujeres les está prohibido ir en coche o pasearse a pie por los barrios, así como entrar al gran bazar y sentarse en las tiendas.

– Se les prohíbe también reunirse en grupos públicamente.

– No pueden separarse libremente del marido, para obtener la disolución del vínculo matrimonial es preciso que demuestren motivos muy específicos e irrefutables, en cambio los hombres pueden repudiar a su mujer sin que ello resulte deshonroso a su familia.

– Las mujeres con menstruación son consideradas “impuras”, no pueden entrar en las mezquitas, orar ni mantener relaciones sexuales. Tampoco pueden leer el Corán ni tocarlo. Incluso la ropa manchada con menstruación es considerada, no meramente sucia, sino “impura”.

– Tras la primera menstruación las niñas son consideradas adultas, por lo que se les puede buscar marido. La mujer deberá acatar la decisión y aceptar al marido lo desee o no.

– Las esposas deben aceptar a las otras mujeres de su marido en casa, ya que en el Islam está aceptada la poligamia (lo inverso no es aceptado, la mujer pertenece a un solo hombre).

– Las mujeres son fuertemente castigadas, incluso con tortura y muerte, por adulterio o cualquier tipo de relación extramatrimonial, incluso estando divorciadas.

– El domicilio conyugal suele convertirse en la práctica en lugar de reclusión y sumisión al marido.

– La musulmana debe casarse con un musulmán. No le están permitidas las relaciones matrimoniales con miembros de otra religión.

CASTIGOS ESTABLECIDOS POR LA LEY ISLÁMICA

– ADULTERIO: Lapidación

– PROSTITUCIÓN: Lapidación

– ASESINATO: Lapidación

– ROBO: Amputación

– BEBER ALCOHOL: Azotes y palizas

– FALTA DE RESPETO AL RAMADÁN: Flagelación (latigazos)

PAÍSES CON CASTIGOS CORPORALES: Algunos de los países donde se aplican los castigos corporales a mujeres (lapidación, flagelación, etc..) son Arabia Saudita, Brunéi, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Irán, Malasia, Nigeria, Pakistán, Singapur, Somalia, Sudán, Yemen.

BURKA, HIJAB O VELO: El burka o hijab es un velo que cubre cabello, rostro, cuello y en ocasiones también las manos . Con él se pretende ocultar la belleza femenina para evitar excitar a los hombres y que éstos las agredan. Si una mujer es agredida sexualmente mientras no lleva el burka puede ser considerada culpable de provocar a los hombres.

LAPIDACIÓN: La lapidación en el Islam consiste en enterrar al condenado (generalmente mujeres) en un pozo dejando la cabeza descubierta, luego se le arrojan pedradas hasta que las contuciones y el desangramiento ocasionan la muerte. Las mujeres condenadas a lapidación son las acusadas de adulterio u homicidio. Las divorciadas sólo pueden tener relaciones sexuales tras casarse con aquel con quien las quieran tener.

En caso de violación, la mujer violada necesita al menos 4 testigos presenciales del acto y no pueden ser familiares ni amigos. Si no se demuestra que se trató de una violación la mujer puede ser condenada a muerte por adulterio. Si una mujer sin marido queda embarazada por violación y no puede probarla, el hijo es prueba material del delito de adulterio y la mujer puede ser lapidada en cuanto el niño supere el período de lactancia.

ABLACIÓN GENITAL FEMENINA: La mayoría de los musulmanes se opone a ella, pero se sigue efectuando en tribus de países musulmanes (Sudán, Egipto, etc.). Es una forma de mutilación de los órganos genitales femeninos, también conocida como clitoridectomía, que implica extirpar partes del clítoris y de los labios mayores y menores. En ocasiones también se practica la infibulación, que consiste en coser los labios mayores dejando sólo una pequeña abertura por la que pueda fluir la orina y el líquido menstrual. El clítoris es fundamental en la estimulación sexual femenina; mutilarlo contribuiría a eliminar el deseo sexual femenino y por ende a controlar las relaciones sexuales extramatrimoniales. Las mujeres cuyos genitales han sido intervenidos de este modo sufren grandes dolores al mantener relaciones sexuales y tienen obvios problemas a la hora de parir. Este tipo de operación normalmente es realizada por simples comadronas y en condiciones poco higiénicas, con el consiguiente riesgo de que la paciente contraiga infecciones como el tétanos. Además, la infibulación puede producir una retención del líquido menstrual y provocar la muerte.

Anuncios

5 pensamientos en “LA MUJER Y EL ISLAM (situación social de la mujer en un Estado islámico)

  1. Lo peor es que los fundamentalistas islámicos quieren difundir este tipo de prácticas injustas, cuando no bestiales, incluso en sociedades que no son islámicas. Ojalá Occidente respete el islam pero ponga un freno civilizado a estas tradiciones religiosas que atentan contra la naturaleza humana misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s